top of page

El tiramisú: un delicioso viaje a su origen

En el mundo de la gastronomía, pocos postres pueden igualar la exquisitez y la popularidad del tiramisú. Con sus capas de esponjoso bizcocho de soletilla empapado en café, crema de mascarpone y un toque de cacao en polvo, este postre italiano ha conquistado los paladares de personas de todas partes del mundo. Descubramos juntos la historia de esta delicia, remontándonos a su origen.

El Tiramisú tiene sus raíces en el norte de Italia, específicamente en la región del Véneto y la zona de Friuli-Venezia Giulia, en el siglo XVII. Aunque existen varias leyendas en torno a su creación, una de las más aceptadas es la siguiente:


Según esta historia, el postre fue creado como una ofrenda para honrar a Cosme III de Médici, Gran Duque de Toscana. Los pasteleros de la ciudad deseaban plasmar en un dulce las virtudes del aristócrata, por lo que decidieron utilizar ingredientes que simbolizaran diferentes aspectos de su personalidad. El café, que recién había llegado a Europa en esa época, representaría su fuerza, el cacao sería un símbolo de su virilidad, y el queso mascarpone simbolizaría su humildad. El resultado de combinar estos elementos fue bautizado como "Sopa del Duque".

Otra versión del origen de este postre tendría lugar en la década de los cincuenta, donde en los burdeles en la ciudad de Treviso solían contar con un cocinero en su personal. Estos establecimientos empezaron a ofrecer a sus clientes, un plato con supuestos efectos reconstituyentes e incluso afrodisíacos. El dulce era presentado a los clientes prometiéndoles que los "llevaría arriba", que en dialecto véneto se expresaba como "te tira su". Posteriormente, esta expresión evolucionó al término "ti tira su" en italiano, y con su popularización, finalmente quedó conocido con el nombre que le identifica hoy en día: tiramisú.

El nombre "Tiramisú" proviene de la expresión italiana "tira mi sù", que significa "levántame" o "áncorame".

Aunque en sus orígenes se preparaba con ingredientes simples y locales como el mascarpone, huevos, azúcar, café y cacao, el Tiramisú ha experimentado algunas variaciones y adaptaciones a lo largo del tiempo. En la década de 1960, comenzó a popularizarse en el resto de Italia gracias a la difusión del postre en restaurantes y pastelerías de la región del Véneto. Desde entonces, se ha convertido en una auténtica estrella culinaria a nivel internacional.

Hoy en día, existen innumerables versiones de tiramisú (así como versiones de dónde tuvo lugar su origen), que incluyen variaciones con frutas, chocolates y licores. Sin embargo, la receta clásica sigue siendo la más querida y apreciada por los amantes de la repostería italiana.



22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page